Go Back
+ servings
Burma
Prep.
20 min
Cocinar
40 min
Total
1 h
 
El burma es un postre tradicional armenio y turco, muy similar a la baklava.
Course: Postre
Cuisine: Armenio, Mediooriental, Turco, Vegetariano
Servings: 16 personas
Author: Vera Abitbol
Ingredientes
  • 8 hojas de pasta filo
  • 150 g de nueces , finamente picadas
  • 2 cucharaditas de canela
  • 80 g de mantequilla clarificada (hecha a partir de 110 g de mantequilla sin sal)
  • Unos cuantos pistachos (para adornar)
Para el almíbar
  • 100 ml de agua
  • 210 g de azúcar
  • 2 cucharadas de agua de azahar
  • 1 cucharada de zumo de limón
Utensilios
  • 1 palo de madera (o el rabo de una cuchara de madera)
  • 1 brocha de cerdas suaves (no de silicona porque esa sería demasiado dura para la pasta filo que es muy frágil)
Instrucciones
Mantequilla clarificada
  1. Cortamos la mantequilla en trocitos. Es importante que las piezas sean todas del mismo tamaño para que la mantequilla se derrita uniformemente y no se queme.
  2. Derretimos la mantequilla a fuego lento. La ponemos en un bol.
  3. Esperamos unos 10 minutos. Usando una cuchara grande, le quitamos todo el suero, es decir, toda la espuma que se forma en la superficie.
Sari burma
  1. Tostamos los pistachos en una sartén pequeña sin aceite ni grasa, a fuego lento durante unos 10 minutos. Los picamos solo después de tostarlos.
  2. Precalentamos el horno a 180ºC.
  3. Forramos una bandeja de horno con papel de horno.
  4. Forramos también la encimera con algo de papel de horno.
  5. Cogemos una hoja de pasta filo y pincelamos ligeramente la mitad con mantequilla, sin presionar con la brocha. Doblamos la hoja a la mitad, formando un rectángulo.
  6. Mezclamos las nueces con la canela. Espolvoreamos ligeramente la masa con esta mezcla.
  7. Colocamos el palo de madera en el borde de la pasta filo (por la parte estrecha) y envolvemos sin apretar, para obtener un rollo de masa alrededor del palo.
  8. Arrugamos la masa, empezando por la punta y apretando hacia el centro.
  9. Quitamos el palo. El rollo de masa tiene que quedar arrugado. Con un cuchillo afilado, cortamos en dos la masa para que nos dé 2 pastelitos. Los colocamos en la bandeja y los cubrimos con un trapo para que no se seque la masa. Cubrimos también el resto de las hojas de pasta filo que estamos utilizando para que no se sequen tampoco. Repetimos el proceso con el resto de las 7 hojas.
  10. Horneamos durante 20 minutos hasta que los pastelitos estén dorados. Mientras los pasteles están en el horno, preparamos el almíbar. Para ello, ponemos el agua y el azúcar en un cazo. Llevamos a ebullición y dejamos que hierva hasta que el almíbar empiece a espesar.
  11. Lo quitamos del fuego. Seguimos removiendo mientras le echamos el zumo de limón y el agua de azahar. Inmediatamente lo volvemos a poner en el fuego y llevamos a ebullición de nuevo, removiendo constantemente. Volvemos a quitar del fuego. Dejamos que se enfríe un poco y vertemos el almíbar generosamente sobre los pastelitos justo cuando salgan del horno.
  12. Espolvoreamos cada pastelito con un poco de pistacho.